INTERNACIONALES

Maquilladora construyó ella misma su centro de belleza.

Se trata de Lorraine Cocielo, quien a sus cortos 21 años ya es dueña de un negocio que ella misma arregló y pintó. Cumplió su sueño de infancia.

Cuando las personas tienen sueños desde su infancia hacen todo lo posible para poder lograrlo, lo que conlleva mucho tiempo de sacrificio y de superar distintos obstáculos. Eso tuvo que vivir una joven de 21 años para convertirse en maquilladora y poder tener su propio negocio en donde trabajar.

Se trata de Lorraine Cocielo, quien desde que era niña se dio cuenta que quería emprender un largo camino para poder llegar a ser maquilladora profesional, según informó Razoes para Acreditar.

Para algunos es muy difícil iniciar ese camino, ya que deben enfrentarse a distintas críticas y malos comentarios, pero para Lorraine eso fue una motivación para seguir creciendo. Además de lograr el objetivo de poder dedicarse al maquillaje profesional, compartió con sus seguidores la noticia de levantar su propio negocio.

A través de su Instagram comenzó a subir videos de cómo iba evolucionando la construcción de un centro de maquillaje en donde es propietaria. La joven lo construyó con sus propias manos y se encargó de todos los arreglos en su interior, como las cerámicas, las paredes y la pintura del lugar.

En un post explicó que trabajó día tras día desde temprano para “hacer posible mi sueño“, junto con la ayuda de sus familiares y de su novio. “Si usted lo quiere, usted puede hacerlo. Nunca dudes de una mujer“, agregó en su mensaje.

Con el pasar de las semanas la construcción comenzó a avanzar hasta que la joven publicó cómo quedó su estudio. Tras las terminaciones, Lorraine compró los implementos para el interior del lugar, como sillones, sillas, espejos y muebles. Además, en uno de sus videos se pudo ver cómo quedó el color de las paredes y el piso nuevo, hecho de madera.

Lo más desafortunado llegó después, ya que cuando se hicieron virales sus publicaciones algunos usuarios pusieron en duda que los arreglos los hubiera hecho ella. Sin embargo, Lorraine no se quedó callada y explicó que todo lo había hecho a pulso, codo a codo con algunos de sus amigos y su novio.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar