INTERNACIONALES

Niña da su almuerzo e invita a comer a señora que pedía comida en la calle.

La inocencia de los más pequeños nos sorprende. A pesar de no saber mucho, siempre muestran buenos valores y amor por otros.

En el mundo no todos tienen las mismas posibilidades, lamentablemente hay personas que por un motivo u otro no reciben ingresos suficientes para subsistir. Esos a los que llamamos “personas sin hogares”, quienes aprecian nuestras ayudas por más pequeñas que sean.

En ocasiones son tantos que solemos crear algo de renuencia y los consideramos una molestia, afortunadamente siempre hay quienes nos enseñan que ayudar es lo correcto.

Un ejemplo de esto se pudo ver en una cafetería al aire libre, donde una niña junto a su padre estaban a la espera de su comida. En ese momento una señora mayor y con un bastón comenzó a pedir ayuda, necesitaba de la colaboración de aquellos comensales.

La niña sin avisarle a su padre, quien volteó sorprendido, fue a darle su comida a aquella señora y la invitó a comer mientras se sentaba junto a ella.

El padre al comienzo no sabía qué hacer, estaba emocionado por la bondad que había dentro del corazón de su hija y cuando al fin lo procesó fue a la otra mesa donde estaba su hija. Se sentó a su lado y le dio un beso en la frente, realmente sorprendido por lo buena que había sido según el video compartido por Razoes para Acreditar.

Aunque no se ve, es probable que el padre le haya comprado otro platillo a su hija, se merece mil, ante tal acto de bondad y empatía.

Es probable que para muchos se trate de una simple comida, pero no se sabe si aquella mujer logró obtener algo de alimentos en el día. Existe la posibilidad de que aquel platillo haya sido el único y ese que le permitiera tener una mejor noche.

Dicen que la buena educación viene de casa y claramente esa pequeña tiene una familia muy buena, es alguien capaz de quitarse sus alimentos y darlos a quien más lo necesita.

Cabe resaltar que ayudar es la mejor forma de hacer un mundo mejor, cuando comprendemos las necesidades de otros y colaboramos. No es necesario ser millonarios para hacer el bien, esta pequeña solo donó un pequeño plato de comida que le compró su padre y seguramente significó mucho.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar