Mundo

Cristóbal Colón: Científicos estudiarán ADN para saber su origen

A más de 500 años de su muerte, Cristóbal Colón será sometido a un examen de ADN para determinar su verdadero origen y así ofrecer un resultado que informe si era español, portugués o italiano.

La investigación la realiza la Universidad de Granada, que analizó los restos del navegante, su hermano Diego y su hijo Hernando.

Después de hacer cuatro viajes a América, Colón murió en Valladolid el 20 de mayo de 1506 a los 54 años. Hasta el último día de su vida, reclamó sus derechos sobre la tierra descubierta.

Colón era un genovés nacido en 1451 aunque no se le conoce un solo documento escrito en italiano.

Tanto él como su hijo dejaron testimonio de su origen, pero una investigación de la Universidad de Granada basada en los últimos estudios del ADN del navegante, su hermano Diego y su hijo Hernando, está a punto de determinar si en realidad nació en Génova o si es de origen portugués o incluso español, ubicando su nacimiento en distintos puntos de la península ibérica como Galicia, Navarra, Valencia y Mallorca.

Los restos del navegante

Dicha universidad guarda en un cofre sellado restos del navegante desde el año 2003.

En 1479, Colón conoció a Felipa Moniz en el monasterio de Santos, donde él iba a escuchar misa y ella se alojaba. Hija del reconocido navegante portugués Bartolomeu Perestrelo, se casaron ese mismo año y tuvieron un hijo llamado Diego.

 

Su legado sigue causando controversia por la llegada de los españoles al nuevo continente. (Foto: Pixabay)
Su legado sigue causando controversia por la llegada de los españoles al nuevo continente. (Foto: Pixabay)

 

Su suegra Isabel fue clave en los proyectos de su yerno, ya que le facilitó cartas de navegación, mapas y documentos que habían pertenecido a su esposo

Su esposa Felipa falleció en una fecha imprecisa, entre 1484 y 1485, que coincide con la partida de Colón de Portugal a España.

Colón fue enterrado en el convento de San Francisco de Valladolid. Tres años después sus restos fueron trasladados al Monasterio La Cartuja, en Sevilla.

Años después, junto a los de su hijo Diego, fallecido en 1526, fueron llevados a la isla La Española, y depositados en la catedral de Santo Domingo. En 1795 terminarían en la catedral de La Habana, donde estuvieron hasta 1898, año que la isla se independizó.

Luego fueron enterrados en la catedral de Sevilla. A pesar de la coincidencia en los estudios de ADN, República Dominicana asegura que es depositaria de los restos del gran almirante, y que los huesos que fueron llevados a Cuba pertenecen a un familiar.

*Con información de Infobae

Etiquetas

ZALO CARRILLO

Sin compromiso con ningún político. Si algo de mi nota no te gusta puedes comunicarte al 32136482 y no te quejes con nadie mas que yo no tengo jefe a quien darle cuentas. Además aclaro que yo a diferencia otros de mis compañeros en el medio que no dan la cara, también les aclaro que no publico notas con sesgo o critica a ninguna orientación social o política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios